Política

Vienen las lluvias y con ellas el “aquaplanning”

Con la entrada de la temporada lluviosa al país los conductores deben tener precaución al momento de manejar en carreteras inundadas. El fenómeno del “aquaplanning” es aquel el cual se genera una capa de agua entre la llanta y la superficie en la que se conduce lo que causa perdida de control del automóvil.

“Con la lluvia el riesgo de accidentes por hidroplaneo, falta de visibilidad o cualquier otro elemento aumenta. De ahí la importancia de prepararnos tanto en lo que respecta al estado del vehículo, como a nosotros mismos como conductores. Por ejemplo, si unas llantas desgastadas son ya un enemigo en cualquier momento, ante la presencia de lluvias son definitivamente una ruleta rusa,” comenta Jennifer Hidalgo, Subgerente de Comunicación y Responsabilidad Social de Riteve.

Para evitar el hidroplaneo es importante mantener el buen funcionamiento del automóvil ya que influyen partes como el sistema de dirección, la suspensión y sin duda las llantas. A esto Jennifer Hidalgo agregó, “conducir a baja velocidad y con la mayor visibilidad posible nos permite detectar a tiempo cualquier obstáculo y evadirlo. Y, en caso de no poder hacerlo, el buen estado del vehículo y una buena técnica de manejo nos ayudan a sobrepasarlo con el menor riesgo posible y evitando hidroplanear.

Los expertos explican que el peor error que se puede cometer cuando se está hidro planeado es frenar repentinamente o girar bruscamente el volante, pues el vehículo podría salir disparado en cualquier dirección. Lo ideal es soltar el acelerador, poner la dirección recta y, sin frenar, sujetar con fuerza el volante hasta que los neumáticos consigan adherencia saliendo, poco a poco, de la zona con agua.

-Publicidad-

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Open chat