Ministra de Trabajo niega que gobierno se cruce de brazos ante creciente desempleo



A mayo del 2020 tenemos más de 20% de desempleo y cerca de un millón de costarricenses en la informalidad. Son las cifras más altas en la historia reciente de nuestro país. Y no es para menos: estamos enfrentando la peor crisis global en décadas. 

Ahora bien, no todo es culpa de la pandemia. Ya desde fines del año pasado, cuando el Covid-19 apenas era un rumor de estornudos en los mercados de Wuhan, las cifras de Costa Rica eran preocupantes. 

Déficit fiscal. 

Desempleo. 

Decenas de empresas arruinadas. 

Y así llegamos a la pandemia. 

Para una inmensa mayoría de compatriotas hoy la preciada institucionalidad no pasa de ser un fardo. Los profesionales independientes y las MiPymes sufren mes a mes al tener que hacerle frente a las diversas cargas sociales y con los sistemas de declaración del ministerio de Hacienda. Algunos, incluso, alegan persecución y hostigamiento.

Para paliar los efectos de la crisis relacionada con el Covid-19, el gobierno lanzó el Plan Proteger: bonos que buscan aliviar la disminución de ingresos de miles de costarricenses. Este plan fue concebido para 3 meses, con la posibilidad de extenderlos por otros 3 meses más. Ya vamos por 4 meses y la situación no parece que vaya a mejorar radicalmente en los próximos dos meses. ¿Cuál es el plan de largo plazo? ¿Cuál es el plan para lograr crecimiento económico y generación de empleo de manera que ya no sean necesarios los bonos Proteger?

La ministra de Trabajo y Seguridad Social, Geannina Dinarte Romero, mencionó en el programa CharlemosCR que deben tomarse en cuenta una serie de factores estructurales que explican el desempleo. “Desde que yo asumí el puesto he procurado de ser muy enfática y muy transparente con esto: hay una serie de variables que tienen que ver con el modelo productivo que influyen muchísimo. ¿Por qué? Porque tenemos una economía muy vinculada a los mercados internacionales, con empresas muy fuertes, con mucha capacidad de generar empleo, que claramente también tienen unos requerimientos sobre el perfil laboral que, por supuesto, a veces, es un poco complejo llenar y por eso, generalmente, tenemos demanda insatisfecha”. 

También añadió que las pequeñas empresas, en efecto, topan con grandes desafíos en cuanto temas de financiamiento, productividad y, naturalmente, en todo lo que atañe a los procesos de transición a la formalidad. 

“Estos son algunos de los antecedentes que nos hemos encontrado y que son parte de lo que hemos venido enfrentando como sociedad y que conforme va pasando el tiempo se van profundizando. Esto no quiere decir, por supuesto, que todo el tema del volumen del desempleo actual pueda ser atribuido a la pandemia porque ya sabemos que teníamos cerca de 340 mil personas en desempleo”. 

Geannina Dinarte, además, reconoció que hay limitación de recursos y que no es posible atender con la celeridad y eficacia a todas las personas que pueden requerir apoyos como el bono Proteger. 

En palabras de la ministra: 

“No es que no hayamos tomado acciones, lo que sí es cierto es que no necesariamente hay una divulgación tan abierta de todo lo que se ha hecho. Y sabemos que muchas de las acciones que se van tomando requieren tiempo para que puedan ser  sensibilizadas. Yo no podría restar valor a las decisiones que se tomaron en la reducción de jornada, las adaptaciones de la base mínima contributiva, las adaptaciones tributarias o las adaptaciones en créditos. Y ahora en periodo más inmediato se han tomado decisiones como por ejemplo el Plan Alivio (…) También se han tomado decisiones y se han implementado acciones para mejorar la productividad de las empresas.

El gobierno ha tomado decisiones importantes en términos de mantener la inversión en infraestructura pública, lo cual también contribuye no solo a generar empleo directo sino que encadena para generar actividad en otros sectores de la economía. Hemos lanzado becas orientadas a que las personas (por ejemplo, las que están en Proteger, 50 mil personas) puedan generar en un periodo muy corto entrenamientos que les permitan conectarse con empresas que están reclutando”. 

Además, indicó que “Igual nosotros seguimos haciendo esfuerzos para presentar otras alternativas que sabemos que serán esenciales” 

Dinarte insistió en que existen puestos de trabajo disponibles tanto en el área de tecnologías como en el sector agropecuario: “No hay por qué descalificar el hecho de que se haga un llamado a que las personas se sumen a esos puestos de trabajo cuando, además, estamos haciendo un enorme trabajo por velar que se de cumplimiento de derechos laborales en el campo sino, también, por supuesto, que se de la formalidad”.

Algunos beneficiarios del bono Proteger mencionaron a CharlemosCR que no han recibido el depósito correspondiente al segundo y mucho menos al tercer mes. La ministra puntualizó que se ha realizado una minuciosa revisión de los casos. 

Y enfatizó:

“Nos encontramos cerca de 9 mil casos entre personas que  ya, por alguna razón, se dieron de baja o porque cambió su estatus. ¿Qué quiere decir que cambió su estatus? Desde que una persona encontró trabajo hasta que una persona esté privada de libertad (…) Pero también tuvimos una situación bastante importante de personas que hicieron cambio de cuentas. Entonces esa actualización también nos ha generado que ha hecho que no llegáramos a tiempo. En estos últimos días se hizo la revisión de 2 mil personas adicionales a las que ya se les pagó su segundo mes”. 

La ministra, por último, se refirió a los pagos del tercer mes del bono Proteger: “Eso se va haciendo conforme a vencimiento, entonces, sí,  ya tenemos un grupo de personas a las que se les dio vencimiento y en estos días estamos haciendo sus respectivos pagos. Así que les decimos a las personas: en estos días esperamos atender esas obligaciones que tenemos”