Calderón Fournier aboga por un “gobierno de unidad nacional de verdad”



Nació en el exilio, en 1949. Su padre, el doctor Rafael Ángel Calderón Guardia y su madre, doña María del Rosario Fournier, se vieron obligados a salir del país en 1948. Y por eso nació en un hotel de Diariamba, Nicaragua. Y por eso su propio padre atendió el parto. 

Rafael Ángel Calderón Fournier. El diputado en tiempos de Oduber. El canciller del primer gobierno de la Unidad Social Cristiana. El presidente de la República en el periodo 1990 – 1994. El  hijo de quien impulsara una de las reformas sociales más importantes en la historia de nuestro país: la creación de la Caja del Seguro Social (C.C.S.S.), el Código de Trabajo y la Universidad de Costa Rica

“Es importante tener claro una cosa: mi padre arranca el gobierno creando la Universidad de Costa Rica (…)  y crea el Seguro Social en noviembre de 1941. Ya desde el inicio de la administración, le pide al doctor Guillermo Padilla Castro que vaya a Chile a estudiar el sistema de seguridad social para ver cómo funcionaba un sistema de seguridad social en un país latinoamericano. Y no es sino hasta que viene la aprobación del Código de Trabajo y la promulgación del capítulo de Garantías Sociales en la Constitución que se da la alianza entre la Iglesia Católica, el Partido Comunista y el gobierno de mi padre”

Eso dijo el expresidente en el programa Charlemos del viernes 5 de junio. 

Fue un niño de guerra, como don Óscar Arias, don Miguel Ángel Rodríguez o don Rodolfo Cerdas (q.e.p.d). O mejor dicho, fue un niño de posguerra. Reconoció que quienes perdieron la guerra, como su familia, sufrieron mucho más, ya que su destino fue la cárcel o el exilio. Y sin embargo, añadió, ni su padre ni su madre le inculcaron el odio, el rencor o los deseos de venganza: 

“Alguna gente decía, para atacarme en las campañas electorales, que yo llegaría el poder y me iría a vengar de todo lo que le hicieron a mis padres durante de la posguerra civil. Y bueno, fíjese usted, más bien, durante mi gobierno, con amplia mayoría legislativa, le dimos el benemeritazgo a don José Figueres”

Crisis y Covid-19. En palabras de Calderón, la pandemia del Covid-19 provocará una crisis socioeconómica inédita en la historia de nuestro país:  “Vamos a tener una proyección del déficit fiscal alrededor del 10% del PIB (nunca lo he visto yo) y un desempleo que irá del 20% al 30%”. Y añadió que, con toda seguridad, el próximo gobierno encontrará un país hecho pedazos. 

“Necesitamos que el pueblo le de a quien elija un respaldo grande en la Asamblea Legislativa para que tenga la fuerza suficiente de poder gobernar. Este gobierno va a quedar muy débil para el año entrante, va a ser muy difícil que pueda tomar decisiones trascendentales ante la crisis que se estará viviendo. Será el nuevo gobierno al que le tocará llevar adelante este esfuerzo. Y se necesita un gran apoyo nacional para lograrlo, un gobierno de unidad nacional de verdad. (…) No importa ir unidos a los que en el pasado estuvimos enfrentados”

Según Rafael Ángel, la única manera de superar este desafío histórico, en definitiva, es construir una gran coalición con todos los partidos de centro humanista. Solo de ese modo, aseguró, es posible garantizar un triunfo electoral en las elecciones del 2022 y, sobre todo, solo así es posible gobernar. 

Pese a que la pandemia supuso un dramático colapso de la economía costarricense, ciertamente, el desempeño de nuestro país en el ámbito sanitario arroja resultados muy halagüeños. Para el expresidente Calderón Fournier esa es una muestra de que la reforma social se mantiene robusta. 

 

“Gracias al sistema de salud que tenemos en este país, al nivel educacional de nuestro pueblo y al nivel nutricional de nuestro pueblo hemos logrado combatir con éxito increible la pandemia. Somos uno de los países en el mundo con menor número de muertes en forma proporcional a los casos contagiados”, añadió. 

 

Régimen no contributivo. Calderón recordó que durante su gestión como diputado, en la legislatura 1974-1978, promovió la creación del régimen no contributivo. Incluso, según mencionó, sostuvo reuniones muy provechosas con el entonces presidente, don Daniel Oduber Quirós. Ahora bien, para don Rafael Ángel es comprensible que la C.C.S.S. suspenda temporalmente la asignación de nuevas pensiones de ese tipo, pues no existen suficientes fondos para financiarlas: “Asignaciones Familiares se financia, en primer lugar, por un porcentaje de las planillas, y si hay menores planillas porque hay mayor desempleo, pues, lógicamente, le entra menos dinero. Y en segundo lugar, se financia por el impuesto de ventas, hoy en día el IVA, y si hay menos ventas, entonces, le entra menos dinero”. 

Calderón Fournier agregó que es importante tomar en cuenta que “ya está vigente un nuevo impuesto a las pensiones de lujo”. Señaló que en la actualidad todas pensiones arriba de 2 200 000 colones pagan impuesto sobre la renta, así como un impuesto solidario:

 “Y ese impuesto solidario va destinado, de acuerdo con la ley, a crear más pensiones del régimen no contributivo. Entonces, a esta gente que habla de crear más impuestos y parar las pensiones de lujo, quiero decirles que ya está ese impuesto en vigencia y tiene un destino específico que son las pensiones del régimen no contributivo”

Derecho a huelga, En enero del 2020 entró en vigencia la Ley para brindar seguridad jurídica sobre la huelga y sus procedimientos, la cual establece una serie de modificaciones en las regulaciones para la aplicación efectiva del derecho a la huelga. El expresidente Calderón destacó que desde la reforma impulsada por su padre existía una limitación al derecho a huelga. Y reconoció que él siempre ha estado a favor de ese derecho, aunque considera que una huelga de cuatro meses que le impide a los niños y a los muchachos de escuelas y colegios públicos recibir clases, y que, incluso, a muchos niños de barrios en riesgo social los priva de la comida que brindan los comedores escolares, no puede ser considerada como una garantía pues, más bien,  va en perjuicio de los Derechos Fundamentales los ciudadanos.  

 

“Las huelgas de la salud están prohibidas en la Constitución Política desde la época de mi padre. Y era necesario regularlas, aunque hay algo en lo que yo no estoy de acuerdo, en lo que se aprobó en esa ley, que fue precisamente el hecho de que, aunque la huelga haya sido declarada ilegal, se deje de pagar. (..) Yo no lo hubiera votado, jamás. Creo que no se debe pagar apenas la huelga es declarada ilegal, pero mientras no se declare ilegal no hay razón para no pagarle al trabajador”

 

El PUSC y el PAC. Al ser consultado acerca de la participación del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) en el actual y en el anterior gobierno, don Rafael Ángel indicó lo siguiente:  

“La Unidad [se refiere al PUSC] sí, evidentemente, hizo un cogobierno. Ahora se quitan y dicen que no (…) Pero si el candidato presidencial de la Unidad resulta ser el ministro de la Presidencia, y si después hay cuatro o cinco ministros más y presidentes ejecutivos… ¡Por Dios! Claro que eran un gobierno”

Por último, mencionó que a los dos últimos gobiernos les ha faltado criterio político. Según dijo, a diferencia del gobierno de Luis Guillermo y el de Carlos, su gestión se caracterizó por un gran criterio político y por un gran equipo técnico, lo cual posibilitó la consecución de importantes logros en materia económica y social.