Economistas coinciden con plan de recuperación propuesto por SEC

  • Desde los movimientos sociales también hay propuestas 
  • Costa Rica en este momento ocupa el noveno lugar de los países más desiguales del mundo

Después de la Guerra Civil del 48, la Junta Fundadora de la Segunda República, encabezada por José Figueres Ferrer, planteó una de sus acciones más polémicas: un impuesto de 10% al capital. En aquel momento, nuestro país venía saliendo de una conflagración que, si bien duró pocas semanas, tuvo repercusiones tremendas  en el tejido social y económico. Esa medida, que según Figueres Ferrer buscaba eximir a los sectores más vulnerables del pago de los costos de la guerra, provocó tensiones muy fuertes que llegaron, incluso, a desencadenar un intento de contrarrevolución: El Cardonazo. 

Hoy nuestro país enfrenta una de las peores crisis en décadas. Quizás la peor desde 1948. No se trata de una guerra en el sentido estricto. Pero hay bajas y hay, también, un enemigo que juega a dos flancos: el sanitario y el económico. 

Según IICE-UCR, más de 400 mil personas perderán (o perdieron) su empleo como resultado de la crisis por el Covid-19. Y a esto, por supuesto, debemos abonarle los casi 300 mil desempleados y el casi millón de trabajadores informales que existían antes de la emergencia. La Caja del Seguro Social, cuyo modelo, justamente, se basa en el aporte solidario del patrón, el Estado y el trabajador, enfrenta serias amenazas financieras. Y existen una serie de indicios que sugieren que el Estado no podrá honrar muchos de sus compromisos. 

Ante este escenario han surgido propuestas de muy diversa índole: desde las cámaras empresariales hasta la academia y las diversas facciones políticas. Y hay, además, propuestas con visión integral desde los movimientos sociales. Un buen ejemplo de ello es la Propuesta integral y equitativa del SEC para la recuperación de la crisis económica y social provocada por el Covid-19

En el programa Charlemos del martes 5 de mayo, Leiner Vargas y Gustavo Fuchs  analizaron dicha propuesta y discutieron sus alcances. Para Fuchs las consideraciones del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación Costarricense ponen en la mira un tema fundamental que, según dijo, hemos venido postergando: la desigualdad. 

Costa Rica en este momento ocupa el vergonzoso noveno lugar de los países más desiguales del mundo. Fuchs subrayó que ni el discurso presidencial ni las propuestas surgidas desde las cámaras empresariales toman en cuenta el tema de la desigualdad: 

“El presidente lanza frases como “que el peso no recaiga en los más pobres” o “que se reparta el peso de la crisis” y sin embargo no dice cómo”, 

Agregó que, en el fondo de todo esto, hay una problemática estructural que se relaciona con fenómenos como la elusión y la evasión fiscal. El gobierno de Alvarado, según apuntó, ignoró estos fenómenos en el contexto de la reciente reforma tributaria y favoreció, de cierto modo, a los grupos empresariales que abogaban por enfrentar la crisis fiscal, únicamente, con reducción del gasto público. 

“Estamos postergando una discusión de quién tiene que cargar con la deuda y quién tiene que cargar con la crisis y me parece que el SEC, con propuestas como la tasa escalonada para las zonas francas, justamente responde a esa necesidad”, añadió. 

En palabras de Leiner Vargas “es muy importante que un sindicato como el SEC, con el conocimiento que tiene y con la capacidad que tiene de movilizar sectores de la educación, esté planteando esta agenda”. Para Vargas la propuesta del SEC, a diferencia de las propuestas emanadas de las cámaras empresariales, se caracteriza por ser amplia y por su orientación de  agenda país. 

Y añadió: “Estamos teniendo muchas propuestas, como la de la Unión de Cámaras, que es claramente una propuesta gremialista, una propuesta de actores de interés privado, particularmente asociados con el tema empresarial”

Leiner Vargas es economista, catedrático de la Universidad Nacional. Cuenta con un doctorado de la Universidad de Aalborg en Economía del Cambio Tecnológico e Institucional. Obtuvo una maestría en Economía del ITAM de México y un título de Licenciado en Economía de la UNA. Por otro lado, Gustavo Fuchs estudió Relaciones Internacionales en la UNA y tiene un máster en Comunicación y Opinión Pública de Flacso. Asimismo, Fuchs obtuvo grado de maestría en derecho internacional en la Universidad de Nottingham.