Turismo en “modo hibernación” ya entró a Temporada Cero.



  • Salida de últimos turistas internacionales del país confirma “Temporada Cero”

  • Canatur gestiona la aprobación urgente de un subsidio para apoyar a aquellos trabajadores del sector a quienes sus ingresos se vean limitados debido a la reducción de jornadas, la suspensión de contratos, o en el peor de los casos, a los despidos.

Con el retorno a sus países de origen de los últimos grupos de turistas internacionales que permanecían en el territorio nacional, antes del anuncio del cierre de fronteras, la Cámara Nacional de Turismo comunicó que la totalidad del sector se encuentra en medio de la “Temporada Cero”.

La semana anterior aún circulaban algunos extranjeros que habían ingresado al país antes de que se anunciara esa medida, sin embargo, con el avance de los días, prácticamente la totalidad de ellos, ya regresaron a sus naciones. A ello se suma el llamado de las autoridades a los costarricenses a permanecer en sus hogares, y más recientemente, la restricción vehicular sanitaria, así como la orden de cierre total de playas y parques nacionales.

Estos cambios confirman una temporada inédita de cero ingresos en el sector, lo que ha obligado a los establecimientos turísticos a paralizar sus operaciones por completo.

Canatur proyecta que la “Temporada Cero” durará, como mínimo, 3 meses. Posteriormente, el sector entrará en una etapa de recuperación, que le podrá tomar unos doce meses adicionales.

Recobrar el ritmo dependerá de múltiples factores, como las decisiones de los principales mercados emisores de turistas para el país, como el norteamericano y el europeo, la recuperación de la industria aeronáutica y los esfuerzos de promoción internacional, entre otros.

Ante esta situación, la Cámara Nacional de Turismo gestiona con el ICT y los ministerios de Planificación y Hacienda, la aprobación urgente de un subsidio para apoyar a aquellos trabajadores que se vean afectados por la reducción de la jornada laboral, la suspensión del contrato, o en el peor de los casos, el despido.

“Nuestra mayor prioridad es evitar al máximo los despidos de nuestros trabajadores. No obstante, será inevitable prescindir de algunos, suspender contratos o reducir jornadas laborales, lo cierto es que los ingresos se verán afectados de alguna u otra manera, por eso, una de nuestras solicitudes al Estado es la creación de un subsidio que les permita atender sus necesidades básicas”, manifestó el presidente de Canatur, Rubén Acón.

La Cámara ha visto una actitud solidaria de muchos empresarios que han optado por enviar a sus colaboradores a vacaciones como una medida temporal, en otros casos han decidido reducir la jornada para asegurar que reciban una parte de sus ingresos, sin embargo, no todas las empresas están en la posibilidad de aplicar estas medidas para retenerlos.

A esta altura es imposible determinar el volumen real de despidos, sin embargo, es claro que, ante la reducción de los ingresos, las empresas ya están tomando algunas de estas medidas que van a reducir el monto de los salarios, con lo que aumenta el número de personas que quedan en una condición de vulnerabilidad.

"Nuestra segunda prioridad es proteger a todos los subsectores que componen nuestra industria. Canatur ha propuesto diversas soluciones de índole tributario, financiero, laboral, legislativas y a nivel del ejecutivo, que permitan a todos los actores de la industria del turismo superar esta crisis, algunas de ellas ya están implementadas. En el transcurso de los siguientes días se espera concretar nuevas medidas", puntualizó, Acón.

“Hoy, más que nunca, pedimos las herramientas para proteger y salvar a la industria turística nacional de esta crisis, de forma que estemos preparados cuando el turismo mundial retome su curso, pero, solamente, con entendimiento y trabajando juntos el sector público, privado, y sobre todo, el sistema bancario, podremos lograrlo”, precisó el presidente de CANATUR