Claudio Alpízar valora candidatura para el 2022



“La política es parte de mi vida, yo desayuno, almuerzo y ceno política”. Así dijo el politólogo Claudio Alpízar Otoya durante una entrevista en el programa Charlemos de Radio Actual. Según Alpízar, un grupo de amigos formaron un movimiento de corte socialdemócrata, el cual buscaría postular su candidatura para las elecciones del 2022. El grupo, según mencionó, se denomina Esperanza Nacional.    

Al ser consultado si esa candidatura sería dentro del PLN, Alpízar dijo que sí, que esa era una posibilidad.

Para el politólogo, la principal función de un presidente de la República es generar confianza. Algo que, en su opinión, no ha logrado ninguno de los gobiernos del Partido Acción Ciudadana. “La debilidad de Carlos Alvarado”, añadió, “es su falta de experiencia de vida”.  

Alpízar considera que en un régimen presidencialista, a diferencia de uno parlamentario, lo ideal es que el presidente conforme un gabinete que piense más o menos como él. Pero, además, según apuntó, ese gabinete debe, necesariamente, reconocer el liderazgo del mandatario y no estar a merced de dos o tres jefes a la vez. 

“El PAC no ha tenido la capacidad o la posibilidad de armar un buen gabinete muy definido”, añadió. 

El politólogo destacó que en los últimos 24 años nuestro país le ha dado la oportunidada a tres partidos de gobernar durante dos mandatos consecutivos. Hablamos, por supuesto, del PUSC, que gobernó del 1998-2006; el PLN, cuyos gobiernos abarcaron el periodo 2006 - 2014; y el PAC, que ha estado en el poder desde el 2014.  Para Alpízar hay una reelección de partidos políticos, “pero los partidos nuestros no tienen programas de gobierno para el largo plazo, sino que son para el gobierno de turno y no para administrar el Estado costarricense”. 

A eso debemos abonar, según dijo,  que el PAC, a diferencia del PUSC y el PLN, a pesar de tener más de 20 años de conformado, tanto en la administración presente como en la pasada, "ha demostrado carencias para poder hacer un equipo propio". 

“Si uno se mete a lo interno del PAC y se imagina lo que deben estar viviendo, tanto en la administración presente como en la pasada, debe haber un gran disgusto porque hay mucha gente que ha sido relegada (...) Y no se les ha dado esa oportunidad de administrar, de gerenciar”. Así explica Alpízar la virulenta reacción del Comité Político del PAC ante la posibilidad de que don Rodolfo Méndez Mata, titular del MOPT, busque consejo en políticos como Rolando Laclé y Rodrigo Arias. Dicho comité emitió una carta el sábado pasado en la que manifestaba su más enérgico rechazo por la participación de “figuras del más trasnochado bipartidismo” en la formulación de los planes de gobernabilidad de Casa Presidencial. 

Llama la atención el tono de dicho comunicado, ya que las dos administraciones del PAC han incorporado actores provenientes de del PLN y el PUSC. Por ejemplo, la fórmula del expresidente Solís, entre muchos otros,  incluía un exministro y una exdiputada socialcristiana; mientras que Alvarado incorporó a figuras como Rodolfo Piza (excandidato socialcristiano) y Silvia Lara (excandidata a la vicepresidencial del PLN).  

Pero lo que más llama la atención, según Alpízar, es que a casi dos años de gestión, las instrucciones de Alvarado, básicamente, consisten en pedirle a otras personas (Méndez Mata, Silvia Lara y Geannina Dinarte) que diseñen una hoja de ruta para la gobernanza. 

“¿Estará el gobierno, el poder ejecutivo, para que alguien llegue a aprender? ¿Estará el poder ejecutivo y los ciudadanos costarricenses como conejillos de indias para que alguien se atreva a proponer su nombre para gobernar y después de 22 meses diga que ocupa que alguien le diga cómo gobernar?”, se preguntó Alpízar. 

Y añadió: “Cuando don Carlos Alvarado, de repente, se encuentra con que puede ser presidente, que pasó a la segunda ronda electoral —ni él mismo se lo imaginaba—,  él ocupa ayuda y conoce a Rodolfo Piza y seguro dice: este puede ayudarme a gobernar”  

Sin embargo, en opinión de Alpízar, don Rodolfo Piza no reunía las condiciones necesarias para cumplir a cabalidad con ese cargo. “El liderazgo empieza por apreciar que tenemos dos oídos, dos ojos y solo una boca: es decir, tenemos que oír y ver el doble de lo que hablamos…” Y a Rodolfo Piza, según dijo, le falta esa habilidad imprescindible.